La curva del covid-19 en Galicia frena su descenso y entra en fase de meseta

|

Galicia, en situación de "meseta", pues la curva de la covid-19 ha dejado de "descender para convertirse en un valle", según ha explicado este miércoles el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, afronta con un llamamiento a la prudencia el "momento crítico" de la Semana Santa.


Si bien la presión asistencial está en niveles de octubre y hay un alivio en críticos, con 39 personas ingresadas, la Comunidad no ha dado todavía "el golpe de gracia" al virus, como ha contado este representante autonómico en una comparecencia celebrada un día después de la reunión del comité clínico.


Comesaña ha pedido evitar los movimientos innecesarios y ha recetado cautela, merced a la máxima de que "menos es más, a menos riesgo, más salud vamos a tener".


El doctor Pedro Rascado, intensivista del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) y uno de los doctores que asesora a la Xunta en la gestión de la pandemia, ha aludido al "momento trascendente" actual con incrementos en el entorno europeo y aumento importante de la movilidad, como ya se ha visto en el puente festivo de San José.


Ha recurrido a un símil incendiario en su intervención para apuntar que los "rescoldos" de la tercera ola siguen ahí y que "cualquier pequeña chispa puede prender un fuego" que, como la experiencia ha demostrado sobradamente, corra el riesgo de tornarse en "incontrolable".


"Nos enfrentamos a la realidad de poder encontrarnos con una cuarta ola", ha advertido.

La directora general de Salud Pública, Carmen Durán, ha ejemplificado este riesgo en lo ocurrido en dos municipios eminentemente turísticos, como son Baiona y Sanxenxo.


Así las cosas, ha dicho que Baiona en la semana del 15 de marzo no presentaba casos ni a 3 ni tampoco a 7 días, mientras que tenía 2 a 14 vista; no obstante, con datos del lunes, las cifras eran de 13 casos a 3 días y 18 a 7, por lo que su incidencia acumulada era de 148. En apenas una semana Sanxenxo, otra localidad de la provincia de Pontevedra, ha pasado de ocho casos en siete días a 24.


Con este panorama, el conselleiro ha zanjado: "Si no hacemos nada, la semana próxima estarían por encima de los 250". Por eso han pasado al nivel alto de restricciones. Beade y Maside, ambas poblaciones de Ourense, estarán desde el viernes en el escalón máximo, con cierre perimetral; siete municipios en nivel alto; 19 en el medio y el resto de los 313 ayuntamientos en el bajo.


Área sanitaria de A Coruña y Cee

Por áreas sanitarias, A Coruña es la que mayor inquietud genera, con 120 casos por cada cien mil habitantes en las últimas dos semanas, por los 38 de Santiago en ese mismo intervalo.


La tasa de positividad se mantiene de media en un 2,54%, mientras que el descenso en la transmisión ha minorado considerablemente, con una caída diaria del 1,3% frente al 7% que se manejaba no hace tanto.


El gerente del servicio gallego de salud (Sergas), José Flores, ha incidido en que, en su competencia, "seguimos manteniendo los números a la baja pero con la curva menos acentuada". Los planes de contingencia continúan activos y la recuperación de la actividad quirúrgica es un hecho, ha expuesto.


Aeropuertos

La política de cribados intensivos va a continuar, con especial atención a los núcleos con mayores tasas, y un punto de conflicto en lo que a este aspecto se refiere ha estado en la realización de screening en el aeródromo de Alvedro. Aena en el aeropuerto de A Coruña ha asegurado que recibió ayer por la tarde de la Consellería de Sanidad el borrador de convenio para la realización de test de antígenos que "plantea unas exigencias que exceden las competencias" del gestor.


"No se trata de un tema de calendario de tramitación", subrayan a Efe fuentes de Aena, después de que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, mostrara esta mañana su "preocupación" porque lleva "semanas intentando solicitar" a la Delegación del Gobierno que autorice hacer pruebas en aeropuertos.


El ente aeroportuario recuerda que ya tiene convenios firmados para la coordinación en la realización de estos test en otras comunidades autónomas, como Baleares y Canarias, donde se realizan las pruebas desde hace meses.


Por ello, indica que seguirá "en contacto permanente" con la Xunta de Galicia con el fin de que también se puedan realizar los controles.


Comesaña, en rueda de prensa, contó que estos test siguen sin luz verde y que la última noticia que tienen es que "hasta después de Semana Santa no podemos iniciar cribados".

"Cosa que nos disgusta después de todo el esfuerzo", zanjó.

La curva del covid-19 en Galicia frena su descenso y entra en fase de meseta