El Depor, obligado a ganar al Zamora y a esperar

Lucho García, felicitado por Granero y Bergantiños, al final de un partido | quintana
|

Una última jornada de infarto y transistores le espera al Deportivo, obligado a ganar y esperar la victoria del Racing de Ferrol o la derrota o empate del Celta B el próximo domingo.


El triunfo de ayer los ferrolanos ante el Guijuelo confirma los escenarios que se tienen que dar para que los blanquiazules estén en esa segunda fase que da acceso al playoff de ascenso.


Lo prácticamente innegociable es que el Deportivo tiene que ganar su partido ante el Zamora, que llegará al Abanca Riazor con 30 puntos y ya clasificado para esa fase. Después puede colarse entre los tres primeros en dos supuestos: si el Celta B empata o pierde ante el Coruxo en O Vao o si el Racing de Ferrol es capaz de imponerse a Unionistas a domicilio.


En cualquiera de estos dos escenarios, los herculinos se meterían entre los tres primeros.


Un matiz a tener en cuenta es que, si los verdiblancos ganasen y el Celta B empatase o perdiese, los coruñeses pasarían como segundos a esa segunda fase.


Pese a que el triunfo es prácticamente el único resultado que les vale al Depor, en el caso de empatar podría clasificarse entre los tres primeros, aunque sería prácticamente con una carambola.


Tendría que empatar o imponerse el Salamanca UDS al Compostela, el Coruxo ganar al Celta B y Unionistas vencer al Racing de Ferrol.


El cuadro de Rubén de la Barrera no debería por tanto hacer más conjeturas que no sean ganar su encuentro ante el líder. Bien sea para que si se dan los resultados colarse entre los tres primeros, como para, de lo contrario, ir con el máximo número de puntos posibles a la fase por un puesto en la Primera RFEF el curso venidero.


Una verdadera final el próximo domingo en la que podrá haber público, aunque solo 500 espectadores, debido a las restricciones sanitarias y a la peor situación epidemiológica en el área de Coruña con respecto, por ejemplo, al caso de Ferrol.


Queda por delante una semana de trabajo que empieza esta tarde para el Deportivo, que tratará de recuperar efectivos de cara a la importantísima cita del domingo. Una jornada en la que, no dependerá de sí mismo, pero en la que tiene opciones de enmendar una irregular primera fase.

El Depor, obligado a ganar al Zamora y a esperar