“Son do mar” realiza un recorrido por la memoria de As Mariñas a través del teatro

Grabación de la escena sobre la feria de Cambre | son do mar
|

El Grupo de Acción Local del Sector Pesquero (GALP) Golfo Ártabro Sur, que en su día puso en marcha las visitas teatralizadas a la zona de As Mariñas con el nombre “Son do mar”, decidió con el estallido de la pandemia pasar esas visitas al formato audiovisual y han lanzado una serie de capítulos relacionados con los oficios tradicionales y el pasado local.


Alentía Teatro, compañía de Palas de Rei (en la provincia de Lugo), recibió en 2019 la petición del GALP para representar uno de esos “roteiros teatralizados” en Sada. Ahora, en Youtube pueden verse siete de las quince escenas que se grabaron en Oleiros, Bergondo, Cambre, Culleredo, A Coruña, Sada y Arteixo, los ayuntamientos del Golfo Ártabro Sur.


El protagonista es Ramón Boutureira, un bergondés que tras casi 70 años de emigrar a Nueva York regresa a su pueblo natal y hace un recorrido por municipios de As Mariñas para conocer qué ha cambiado y qué mantiene la esencia de siempre.


Homenaje

“Son do mar”, explica Afonso García, director del proyecto, “é unha celebración da xente do mar e todo o seu mundo, unha homenaxe que recobra termos case esquecidos e lendas, contos, traxedias, sabedoría e experiencia”. Los capítulos no buscan generar morriña, sino aportar un vistazo al pasado “para entendermos o presente e enxergar con consciencia construtiva e respectuosa o porvir”.


El proyecto contó con la financiación de la Consellería do Mar y el Fondo Marítimo y de Pesca (FEMP) y Alentía Teatro se documentó con historiadores como el arteixán Xabier Maceiras o el cambrés Ramón Boga –actual concejal de Patrimonio del municipio–, además de recoger las vivencias de colectivos como las rederas de Lorbé o las percebeiras de Rañobre.


Escenarios como la Torre de Celas (Culleredo), la cala de Moruxo (Bergondo), la iglesia románica de Santa María de Cambre o la costa de Dexo figuran en unos capítulos que también recogen estampas históricas como el bullicio en las ferias de alimentación y ganado, las estaciones de tren y los puertos.


“Son do mar”, apunta García, “recuperou personaxes e lugares, espazos de vida plena noutrora e hoxe abandoados e sen man que os coide, que aprecie o bulir antano pousado neles”.

“Son do mar” realiza un recorrido por la memoria de As Mariñas a través del teatro