Yolanda Díaz será la vicepresidenta tercera del Gobierno y conservará Trabajo

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante una rueda de prensa | ep
|

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, relegará a la sucesora de Pablo Iglesias en el Ejecutivo, Yolanda Díaz, a la Vicepresidencia Tercera a cambio de que pueda mantener sus competencias como ministra de Trabajo, lo que la situará en el organigrama por debajo de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño.


Sánchez había ofrecido a Iglesias en una reunión mantenida ayer que Díaz no ostentase como él la Vicepresidencia Segunda, un extremo que según Podemos es una cuestión formal y no afecta al acuerdo global de gobierno que recogía que ocuparían dicha Vicepresidencia Segunda.


Así, subrayan fuentes gubernamentales, Ione Belarra asumirá el Ministerio de Derechos Sociales, con las mismas competencias que tenía Iglesias, y Yolanda Díaz mantiene el Ministerio de Trabajo y será vicepresidenta.


Para Díaz, que será la cabeza visible de la coalición de Iglesias en el Gobierno, lo importante no era “ser el número dos o el número tres”, sino continuar con el trabajo del día a día para sacar adelante sus políticas.


Fuentes socialistas del Gobierno explicaron que la sorpresiva salida de Iglesias para presentarse a los comicios en la Comunidad de Madrid deja paso a una ministra que ha mantenido en los últimos meses una muy buena disposición al entendimiento y, al margen de que habrá posturas distintas, confían en que será menos beligerante y se aminorarán las tensiones.


Antes de conocerse el futuro nombramiento, el presidente del Gobierno y su todavía vicepresidente segundo mantuvieron una reunión en la que constaron, a falta de algunos detalles, el acuerdo entre ambos ante los cambios derivados de la salida del Ejecutivo del líder de Unidas Podemos, en movimiento que pocos en el Gobierno conocían.


“Ambos consideran que hay acuerdo en los cambios que deben acometerse y solamente falta rematar algunos detalles en base al acuerdo de coalición”, se informó desde el Palacio de la Moncloa después de que el lunes Iglesias revelase su intención de promover a Díaz y también a Ione Belarra como ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030.


Diferencias entre las ministras

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz, María Jesús Montero, ya había avanzado, al plantearle si el nombramiento de Díaz en sustitución del líder de Podemos podría llevar aparejado que fuera ella la que presidiera la Comisión Delegada de Asuntos Económicos en vez de Nadia Calviño, que en ningún momento se había planteado ese cambio.


Esa circunstancia casa con la decisión de situar a Díaz por debajo de Calviño, una ministra, además, con quien Díaz ha mantenido desencuentros y con quien Unidas Podemos no guarda buena relación.


Fuentes socialistas, de hecho, apuntaban que chocaría el hecho de que Calviño estuviera en la tercera vicepresidencia, pero fuera ella la presidenta de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos si una de sus integrantes ocupa una vicepresidencia superior.


Además, la vicepresidenta cuarta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que compareció en la rueda de prensa junto a Montero, sí apostilló que en la actualidad había un equipo con cuatro vicepresidencias, de las que una es de carácter político, otra social, una tercera económica y otra ambiental.


Y apostó por mantener ese modelo. “Un perfil de una vicepresidencia social respondería perfectamente a la estructura actual”, dijo otorgando de esta forma la plena responsabilidad económica a la vicepresidencia de Calviño y dejando para Unidas Podemos, como hasta ahora, la de carácter social.


En la parte socialista del Gobierno atribuyen a Díaz un perfil que, al menos de momento, fue más proclive al entendimiento que en el caso de Iglesias, cuyo estilo opinan que se basó en fijarse más en los desencuentros que en los logros y externalizar los conflictos al entender que así iba a revalorizar su trabajo.


Lo que está por ver es qué papel desempeñará ahora Iglesias desde fuera del Gobierno, pero la ministra portavoz apuntó y que no esperan modificaciones en la hoja de ruta del Gobierno de coalición y que existirá continuidad.


También negó Montero que con la salida de Iglesias peligre el horizonte de intentar agotar la legislatura y dijo que, por el contrario, los socios del Gobierno están más unidos que nunca. “No esperamos ninguna relación distinta a la mantenida hasta la fecha”, reiteró la ministra.

Yolanda Díaz será la vicepresidenta tercera del Gobierno y conservará Trabajo