Pablo Iglesias le hace una última faena a Pedro Sánchez

Sánchez e Iglesias, juntos pero no revueltos | efe
|

Ahora que ha pasado la euforia inicial, unos tenían el ego alimentado a base de portadas y titulares y otros suspiraban aliviados de haberse librado de una buena, llega la realidad de la concurrencia de Pablo Iglesias a la carrera por la Comunidad de Madrid. Y la realidad, según dicen los que saben del asunto, es que la maniobra del líder de Podemos de intentar que su formación deje de ser irrelevante en el gobierno regional le ha estropeado el efecto sorpresa a Pedro Sánchez, que pretende, al parecer, llamarnos a todos a las urnas en octubre. Vacunaditos y agradecidos por una gestión que, según sus cálculos, nos habrá librado de la pandemia. Algo así como el efecto Illa que le funcionó en las elecciones catalanas, pero a lo grande. Pero Pablo se va haciéndole una última faena y nos da la pista de los planes del presidente con el anuncio de que Yolanda Díaz será la candidata podemita. Si de verdad quedasen casi tres años para los comicios no tendría tanta prisa por desvelarlo. Y, sobre todo, no cedería el puesto con tanta facilidad.

Pablo Iglesias le hace una última faena a Pedro Sánchez