¿Pero qué hemos hecho para merecer esto?

|

A veces me pregunto qué hemos hecho los ciudadanos para que nos haya tocado en suerte esta clase política, tantos los que nos gobiernan como los que están en la oposición. Claro que inmediatamente me respondo que los políticos no vienen de Marte y que son una reflejo de la sociedad, es decir son ciudadanos como cualquiera de nosotros.


No es que sea partidaria del bipartidismo pero convendrán conmigo que, hasta la aparición de Podemos seguidos de Ciudadanos y Vox , la política española transcurría por cauces previsibles.


Indudablemente la sociedad española es plural y la prueba es que todas estas formaciones mencionadas tienen representantes en las instituciones, pero en mi opinión la vida de los ciudadanos no ha ido a mejor desde su aparición.


Como no me importa ir contracorriente, pienso que en algunos aspectos incluso el clima político ha empeorado. Podemos ha instalado el guerracivilismo en la conversación política e indudablemente la otra cara de la moneda de los podemitas es VOX que viene haciendo otro tanto de lo mismo pero desde otro lado.


Y por si fuera poco el principal proyecto del secretario general del PSOE y además Presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, no es otro que el Poder, que permanecer en el poder, y para ello cuenta con la inestimable colaboración de Ivan Redondo, un experto en comunicación y marketing que acumula en sus manos más poder que la mayoría de los ministros. Lo peor es que desde Moncloa han impuesto que la conquista y mantenimiento del poder pasa por centrarse en el “relato” más que en hacer política, y en eso están.


Ahora mismo los ciudadanos asistimos atónitos a un vodevil. Por una parte Inés Arrimadas desde Ciudadanos actuando con total deslealtad nocturnidad y alevosía, que diría el clásico, se confabula con el PSOE para desalojar a sus socios, el PP, del Gobierno de Murcia. Al parecer entre las muchas o pocas razones para la maniobra hay de por medio una guerra de egos entre dirigentes murcianos de Ciudadanos. Al mismo tiempo en Castilla y León, los dirigentes socialistas cortejan a Ciudadanos para que traicionen al PP también en esta comunidad y quitarles el gobierno. Es decir, Ciudadanos trata de cambiar de pareja de baile pero seguir en el poder.


Maniobras a las que desde el PP se responde provocando que en Madrid, Isabel Ayuso, por si acaso la quieren mover la silla convoca elecciones. Y por si fuera poco Pablo Iglesias, decide que será el candidato de Podemos en las elecciones para gobernar Madrid, eso sí, dejando bien colocados a sus peones en el Gobierno. No sé ustedes pero eso de que Iglesias decida pasar de la Vicepresidencia del Gobierno a candidato a presidir la Comunidad parece que tiene gato encerrado. Por si fuera poco Ciudadanos ha entrado en barrena y es evidente que la gran responsable es Inés Arrimadas.


Y mientras nuestros políticos se dedican a estos asuntos los ciudadanos de a pie seguimos teniendo problemas. No sabemos cuándo nos van a vacunar, el paro aumenta, nuestros jóvenes carecen de futuro, nuestros ancianos han sido diezmados por el Covid, en Cataluña los secesionistas anuncian que ellos van a los suyo y que nos preparemos porque no van a cejar hasta conseguir la independencia, las brutales embestidas de los partidos independentistas contra la Corona, que es uno de los pilares de nuestro actual sistema político, etc, etc, etc.


Por eso me pregunto por mas que me resisto ¿qué hemos hecho para merecer todo esto? 

¿Pero qué hemos hecho para merecer esto?