Desarticulada una banda que robaba en negocios de Culleredo

Imagen de archivo de una detención anterior de una banda hecha por la Guardia Civil/AEC
|

La Guardia Civil ha desarticulado, con la detención de tres jóvenes vecinos de Lugo, a un grupo criminal que se dedicaba a perpetrar robos con fuerza en establecimientos comerciales de diferentes localidades de la provincias de Lugo, A Coruña y Zamora.


Según ha informado este martes la Guardia Civil, con la detención de estos tres sospechosos, todos veinteañeros, se han esclarecido numerosos delitos de hurto de uso de vehículos a motor, robos con fuerza en comercios y un robo con violencia e intimidación.


Esta operación ha permitido esclarecer 27 delitos perpetrados entre los meses de agosto y octubre del pasado año en las localidades de Benavente y Torre del Valle (Zamora); Culleredo (A Coruña); San Cibrao, Cervo, Foz, Outeiro de Rei, Lugo, Oural, Rubián, Escairón, Chantada y Sarria (Lugo).


La investigación por parte de la Guardia Civil se puso en marcha, precisamente, para esclarecer diferentes robos en vehículos particulares y en el interior de establecimientos públicos.


Las pesquisas realizadas por los agentes encargados del caso permitieron establecer un patrón de comportamiento por parte de los autores de esos robos, en cuanto a la hora en la que fueron perpetrados, la localización y el uso de vehículos de una determinada marca, sustraídos y utilizados a los pocos minutos para cometer los asaltos a los establecimientos.


El principal objetivo de los miembros de la banda era, de hecho, el dinero en efectivo de las máquinas registradoras, las tragaperras de los bares e incluso décimos de lotería. Una vez perpetrados los robos, se deshacían de los vehículos robados y los llenaban de tierra y de rastrojos para evitar que quedase en el interior de los vehículos “cualquier resto de muestras biológicas”.


A la hora de perpetrar los robos, además de tapar su rostro con capuchas, utilizaban mascarillas, lo cual dificultó su identificación. Según las pruebas recogidas por los investigadores, su actividad delictiva era el medio de vida de los detenidos, dado que no tenían otra fuente de ingresos.


El presunto cabecilla de la banda se había trasladado a Francia, pero fue detenido cuando regresó a la provincia de Lugo para asistir a un juicio por otros delitos. La operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones. Las personas detenidas serán puestas este martes a disposición judicial.

Desarticulada una banda que robaba en negocios de Culleredo