Los gallegos se subirán al ave en otoño salvo que "alguien haga vudú"

Obras del AVE en Vilar de Barrio, Ourense, en octubre de 2020/AEC
|

La presidente del administrador de infraestructuras ferroviarias (Adif), Isabel Pardo de Vera, ha mantenido el horizonte del otoño de este 2021 para que la alta velocidad gallega esté en servicio, "a no ser que haya por ahí alguien que nos haga vudú".


"Mis equipos se están dejando la salud para que esto se consiga", ha indicado en una entrevista concedida a Onda Cero Galicia, y ha confesado que entiende el "descrédito" después de "tantas parálisis, tantas incidencias, tantas penurias" e, incluso, ha añadido, "tantas, me atrevo a decir, gestiones cuestionables".

En este momento, las pruebas van "muy bien" y no se están encontrando con incidencias de calado, ha afirmado.


Sobre otro asunto candente, la construcción del enlace ferroviario con el puerto exterior de Punta Langosteira, en A Coruña, Pardo de Vera ha subrayado que es un "problema en bucle" desde hace muchos años, pero ante el cual por parte de la administración estatal se va "a hacer todo".


Razón, ha dicho, por la que se ha pedido la colaboración de todos los agentes implicados, pues solamente siendo "proactivo, leal" y desde el consenso "lograremos desenquistar".


El ADIF firmará además en breve un convenio con el administrador ferroviario luso para agilizar la conexión Galicia-Norte de Portugal. Pardo de Vera ha admitido ser "muy sensible a la brecha oeste". 

Los gallegos se subirán al ave en otoño salvo que "alguien haga vudú"