Siete detenidos de una red que compraba droga en Arousa y la vendía en A Coruña

Vista de parte del material incautado en el despliegue de la operación Cancan del EDOA de la Guardia Civil | cedida
|

Siete personas han ingresado en prisión provisional tras ser detenidas por la Guardia Civil en una operación contra el tráfico de droga desplegada en varias localidades gallegas y en la que se han intervenido 93.000 euros, 10 vehículos, 1,6 kilos de cocaína y 3.000 pastillas de MDMA. Según los investigadores, algunos de los arrestados se desplazaban con frecuencia a la capital del albariño para adquirir sustancias estupefacientes que luego vendían en la zona de A Coruña. En un registro encontraron un alijo oculto bajo el acolchado de un asiento del coche.


La operación, bautizada Cancan, ha sido llevada a cabo por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Comandancia de A Coruña y se inició en septiembre, cuando se detectó un repunte de la venta y el consumo de cocaína en Arteixo. De este modo, se comprobó la existencia de una red dedicada a la introducción de sustancias estupefacientes, principalmente cocaína, en el área de A Coruña, que luego vendía a varios distribuidores.


En el marco de la investigación, los agentes identificaron a dos de los supuestos responsables de la red, conocidos por las fuerzas de seguridad por su vinculación con el tráfico de drogas. “Ambos viajaban de modo habitual a Cambados para adquirir sustancias estupefacientes y trasladarlas a Arteixo para su venta a los diferentes distribuidores”, explicaron desde el Instituto Armado.


Restricciones de movilidad

Posteriormente, el 3 de septiembre, interceptaron a tres varones en un viaje realizado a la villa arousana e intervinieron medio kilogramo de cocaína, con lo cual fueron detenidos. La investigación, dirigida por el Juzgado de Instrucción 5 de A Coruña, continuó y se identificó a una mujer domiciliada en la ciudad herculina que se trasladaba cada semana acompañada de uno de los detenidos a distintas localidades de la comarca arousana pese a las restricciones impuestas por la pandemia. Para ello, utilizaba diferentes vehículos y adoptaba exhaustivas medidas de seguridad.


Además, se descubrió que la pareja se reunió en Cangas con un hombre que resultó ser socio del primero. Asimismo, los trabajos realizados por los efectivos permitieron detener este mes en un garaje de A Coruña a la pareja, que regresaba de uno de sus viajes, e intervenir 1,1 kilos de cocaína ocultos en su vehículo.


Un laboratorio clandestino

Así las cosas, “Cancan” culminó con la detención de siete personas, dos domiciliadas en A Coruña, dos procedentes de Arteixo, otras dos de Cangas y otra de Cambados, por supuestos delitos contra la salud pública y de pertenencia a grupo criminal. También se efectuaron registros domiciliarios en A Coruña, Arteixo y dos en Cangas, que “permitieron desmantelar un laboratorio clandestino para la fabricación de drogas sintéticas en una de las viviendas e intervenir 1,6 kilos de cocaína y 3.000 pastillas de MDMA, además de 15 kilos de excipientes y precursores de drogas sintéticas”.


En el marco de los registros los agentes también se incautaron de ocho turismos, dos motocicletas, una máquina prensadora de pastillas, una envasadora al vacío, cinco terminales de telefonía móvil, varios aparatos electrónicos y 93.000 euros en metálico.


Finalmente, los detenidos, las actuaciones realizadas y los efectos intervenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de A Coruña, tras lo que se acordó el ingreso en prisión provisional de estas siete personas, siempre según la Guardia Civil. 

Siete detenidos de una red que compraba droga en Arousa y la vendía en A Coruña