Un Real Madrid necesitado recibe a un Barça en forma

La final de la Copa del Rey, con triunfo catalán, es el último precedente de este clásico español y continental | efe
|

Esta noche tendrá lugar un nuevo enfrentamiento entre el Real Madrid y el Barcelona. El Palacio de los Deportes de la capital de España será el escenario de este choque (21.00 horas) en el que los blancos necesitan el triunfo para afianzar sus opciones de clasificarse para cuartos, mientras que los azulgranas llegan en una posición mucho más tranquila, liderando con autoridad la máxima competición continental, a dos triunfos del siguiente en la clasificación, el CSKA.


Así que por premura y por jugar en casa el Madrid intentará no fallar en este compromiso de la vigésimo novena jornada. Es decir, quedan todavía ocho jornadas para el final de la liga regular y son muchos los candidatos que quieren meterse entre los ocho mejores.


Los de Pablo Laso de momento son sextos, con 17 victorias, dos más que el noveno, Zalgiris.


Por su parte, los de Sarunas Jasikevicius ya cuentan con 20, y muy mal les tendrían que ir las cosas para no acabar entre los cuatro primeros.


Además, la plantilla azulgrana atraviesa un gran momento. Prueba de ello es que en lo que va de año el Barça solo ha perdido dos partidos, ambos en la Euroliga ante el Villeurbanne y el Efes.


Dieciocho victorias este 2021 que le han permitido ganar la Copa del Rey, acercarse a la primera posición de la ACB y afianzarse como líder también en el continente.


En esta racha positiva, el Barça ya sabe lo que es ganar al Real Madrid. Lo hizo en la final de la Copa del Rey (73-88), cuando mandó el partido desde la defensa a lo que se sumó una gran actuación de Cory Higgins.


En los tres encuentros previos a la final de la Copa del Rey, el equipo catalán se impuso en los duelos de la primera vuelta de la Euroliga (79-72) y la ACB (82-87), mientras que la única derrota contra el conjunto blanco se remonta a la final de la Supercopa de España (72-67).


A excepción del primer clásico de la temporada, el Barça se mostró superior al Real Madrid a partir de la solidez atrás, siendo capaz de controlar la amenaza de los exteriores blancos y la superioridad física de Walter Tavares en la pintura. Precisamente, la participación de jugadores como Víctor Claver, Pierre Oriola y Brandon Davies se prevé clave para frenar al pívot de Cabo Verde.


Así que el espectáculo está servido entre dos plantillas que se conocen muy bien y para las que se trata de un partido termendamente especial. 

Un Real Madrid necesitado recibe a un Barça en forma