Sanidad propone cerrar las comunidades en Semana Santa y el puente de San José

Vista de la cola para visitar la talla de Jesús de Medinaceli, en Madrid | juan carlos hidalgo (efE)
|

Sanidad va a proponer hoy a las comunidades el cierre perimetral durante la Semana Santa, salvo Baleares y Canarias, pero también durante el puente de San José en aquellas autonomías en las que sea festivo el día 19 para minimizar los riesgos de contagios.


En pleno debate sobre el cierre de las comunidades de cara a la Semana Santa, al que se resiste la Comunidad de Madrid, Sanidad cree que hay que dar un paso más con la extensión de la medida a la celebración del Día del Padre, aunque plantea relajar el toque de queda en ambas fechas a las 23.00 horas.


En el documento que trasladará este miércoles al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) propone también reducir las reuniones sociales a un máximo de 4 personas en espacios públicos cerrados y a 6 en espacios públicos abiertos, salvo que se trate de convivientes.


Sanidad quiere que todas estas medidas sean declaradas como actuaciones coordinadas en salud pública de obligado cumplimiento para todas las autonomías en el 17 y el 21 de marzo en aquellos territorios en los que sea festivo el día de San José, y desde el 26 de marzo al 9 de abril de 2021 en el resto.


De ahí que plantee que se declaren actuaciones coordinadas, de obligado cumplimiento en todo el territorio, tanto el cierre perimetral, que “se ha asociado en diferentes etapas de la pandemia a una mejora de los indicadores”, como el toque de queda, a cuyo inicio recorta una hora respecto al borrador inicial y lo fija entre las 23.00 y las 6.00 horas, y las reuniones sociales.


Situación en las islas

Aunque en el caso del cierre perimetral, que estará sujeto a las excepciones del decreto de estado de alarma del pasado 25 de octubre -trabajo, acudir al médico, realización de exámenes, etc.-, “no será de aplicación a las comunidades autónomas de Islas Canarias e Islas Baleares”.


“La entrada en sus territorios se limitará a los supuestos establecidos en el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre”, subraya el plan, que considera que “debe contemplarse un tratamiento específico” a los dos archipiélagos “por las peculiaridades geográficas y logísticas que implica la insularidad”.


Junto con las actuaciones coordinadas, el Ministerio sugiere una serie de recomendaciones que ya no son obligatorias, como la de no bajar el nivel de alerta en el que se encuentre la comunidad desde las dos semanas previas al inicio de la Semana Santa (es decir, desde el día 12), “aunque los indicadores sean favorables”.


De esta forma, aconseja mantener las medidas establecidas en ese momento “o aumentarlas si la evolución de los indicadores así lo exigiese” y no celebrar eventos masivos “de cualquier índole que impliquen aglomeración o concentración de personas”.


“Los eventos en espacios cerrados seguirán las normas de aforo y otras medidas establecidas en el documento de “Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de Covid-19”, según el nivel de alerta de cada comunidad autónoma”, teniendo en cuenta los decretos autonómicos y lo establecido en el artículo 7.3 y 4 del decreto de estado de alarma.


A diferencia del primer borrador, ya no desaconseja específicamente los desplazamientos de estudiantes universitarios, aunque sí argumenta que en estas fechas, “un grupo numeroso se corresponde con quienes cursan estudios universitarios y regresan a sus domicilios familiares durante las vacaciones”. 


Díaz Ayuso mantiene su postura: “El cierre de regiones ha de ser siempre la última opción”

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, señaló ayer que “el cierre de regiones enteras ha de ser siempre la última opción a tomar después de haberlo intentado todo”, y denunció la “terrible persecución política” que ha sufrido esta región con su gestión de la pandemia.

“Antes de cerrar que nos demuestren por qué, qué medidas se han puesto en marcha y, una vez que sea inevitable, pues tomar esa medida como se hizo, por ejemplo, en la primera ola”, dijo Ayuso tras recibir el premio Sociedad Civil otorgado por la Fundación Civismo.

A juicio de Díaz Ayuso, la pandemia demostró que hay dos maneras de gestionar, una de ellas es “el atropello sistemático de derechos y de libertades fundamentales y el cierre de regiones enteras sin informes sanitarios y la clausura por decreto de miles de negocios”.

La estrategia ha sido “muy diferente” en la Comunidad de Madrid, donde los comercios, los restaurantes y los teatros han permanecido abiertos, con sus restricciones, no solo por un motivo económico, sino por muchas razones, según recalcó la presidenta madrileña. 

Sanidad propone cerrar las comunidades en Semana Santa y el puente de San José