Dejar de reivindicar para solo celebrar

Protesta del 8-M | aec
|

El TSJM respaldó la tesis del Gobierno y prohibió las concentraciones por el 8-M en Madrid. Alegan que en la capital es más fácil que haya reuniones multitudinarias. La verdad es que en otras grandes ciudades del país, como Barcelona o Sevilla sí se han permitido y, en realidad, sobre el papel, el riesgo parece bastante similar. Sin embargo, lo más importante es que allí donde se puedan celebrar lo hagan respetando las medidas de seguridad sanitaria y que, además, tras la reivindicación en la calle, las medidas que conduzcan hacia una igualdad real se comiencen a aplicar para que, un día, no sea necesario salir a la calle para reivindicar y sí para celebrar.

Dejar de reivindicar para solo celebrar