El coronavirus va cediendo terreno, pero lentamente

Una terraza en ferrol | Mero Barral / Europa Press
|

La primera semana de la desescalada parcial en Galicia se ha cerrado con bastante buena nota. Es cierto que todavía sigue habiendo demasiados casos, pero también es cierto que en prácticamente toda la comunidad, la cifra de contagios continúa a la baja y la presión hospitalaria también se reduce, con la excepción de A Coruña, donde la prevalencia de la cepa británica del virus hace que, por ejemplo, ayer mismo subiera el número de hospitalizados en cuatro. Todos y cada uno de los ciudadanos hemos sido conscientes de la gravedad de la situación. De hecho, hay que agradecer que nuestros políticos y el personal sanitario no nos hayan ocultado la cruda realidad y han insistido siempre en lo crítica que era la situación. Por ello, sigue resultando absolutamente sorprendente que todos los días se impongan decenas de multas en todas las localidades a quienes se creen que esto no va con ellos cuando, en realidad, su actitud puede ser la responsable de que tengamos que volver a endurecer las restricciones en toda la comunidad.

El coronavirus va cediendo terreno, pero lentamente