La lucha por el reparto de puestos

El Parlament | aec
|

A los catalanes solo les quedan seis días para elegir a su nuevo presidente. Por eso, una vez comprobado que el efecto Illa quedó en suflé desinflado y que los separatistas formarán coalición para seguir con el pulso que mantienen contra el Estado, queda por determinar cómo se reparten ese pastel tan suculento (sobre todo por el dinero que les deja repartir a los suyos) que son las instituciones. Ahora mismo la gran pugna está en saber quién presidirá el Parlament. La cosa está tan reñida que hasta los antisistema de la CUP quieren el puesto. Nos espera una legislatura que puede ser cualquier cosa menos tranquila.

La lucha por el reparto de puestos