La Marea Atlántica lleva a la alcaldesa al juzgado acusándola de vulnerar los derechos de la oposición

Inés Rey, acompañada de Juan Ignacio Borrego y José Manuel Lage, a la entrada del pleno | Patricia g. fraga
|

La sesión plenaria de ayer, la tercera en una semana, comenzaba con el debate sobre las cuentas generales correspondientes al año 2019. Pero rápidamente se cambiaron los derroteros, ya que tras la exposición del portavoz del Gobierno, José Manuel Lage, su homóloga de la Marea Atlántica, María García, anunciaba que su formación llevará a los juzgados a la alcaldesa, acusándola de vulnerar los derechos fundamentales de la oposición durante el pleno del pasado día 24.


En concreto, acusan a la regidora herculina, Inés Rey, de no admitir las enmiendas de la oposición a los convenios de las entidades de la ciudad. Esta demanda, tal y como explicaba la formación, no anulará los acuerdos plenarios, por lo que las entidades beneficiarias de los acuerdos no se verán afectadas.


“A discrepancia é lexítima, pero o que non se pode consentir é que a alcaldesa vulnere dereitos consagrados na Constitución con decisións discrecionais e autoritarias”, afirmaba García. La acusan, por tanto, de vetar de “forma ilegal” las enmiendas de la oposición, que en aquel pleno no fueron solo de la Marea, sino también del PP.


La única respuesta por parte del Ejecutivo durante el pleno la dio, en el debate de la siguiente moción, el concejal de Urbanismo, y secretario de la Junta de Gobierno Local, Juan Díaz Villoslada, que aseguraba: “Non admito ningunha das acusacións que se acaban de verter neste pleno relativas ás posibles actuacións de ilegalidade dos órganos de Goberno”. Añadía además que, “se se queren verter, deben facerse ante os órganos competentes”.


Registro de contratos

No obstante, el portavoz del Gobierno local sí que aprovechó el debate de las cuentas de 2019 para hacer un nuevo anuncio, la creación de un registro municipal de contratos.


Fue el portavoz del BNG, Francisco Jorquera, quien ponía de relevancia que el Ayuntamiento no cuenta con este registro y que, al mismo tiempo, carece de un inventario de bienes.


Tras esto, Lage le anunció su compromiso de crear el registro de contratos antes de que finalice el año en curso, poniendo fin a esta carencia de una vez.


Tras esto se aprobaron los trámites urbanísticos que ya se preveían a principio de la semana. Por un lado se dio luz verde al estudio de detalle para reajustar y reordenar las alineaciones y volúmenes de las parcelas situadas en el cruce de Marqués de Pontejos, número 15, y San Nicolás, 26.


También se aprobó el cambio de usos de la parcela de Eirís que dará cabida al Inibic, tal y como se contempla en el convenio de creación del Nuevo Chuac.


Por último, se sacó adelante la modificación puntual del Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) en A Sardiñeira. Esta actuación, como ya se informó de manera pública el pasado verano, permitirá la creación de los accesos a la nueva estación de buses de San Cristóbal, una vez se licite la intermodal, además de una reordenación de volúmenes y la mejora del entorno de la plaza de A Sardiñeira.

La Marea Atlántica lleva a la alcaldesa al juzgado acusándola de vulnerar los derechos de la oposición