Pontevedra, una cura de realidad similar a la del Depor

Blanquiazules y granotas son las dos grandes decepciones del grupo 1-A | aec
|

El Pontevedra es una de las dos grandes decepciones del Grupo 1-A de la Segunda B. Aunque un escalón por debajo del Deportivo —a nivel de exigencia, batacazo y también en la clasificación actual—, los granotas han recorrido una senda similar a la de la escuadra blanquiazul en la presente campaña, pasando de los delirios de grandeza en la rampa de salida al fracaso cuando solo restan tres jornadas de la primera fase.


Hasta diez incorporaciones realizó la entidad pontevedresa antes de arrancar el curso 2020-21 para afrontar un ambicioso proyecto en el que la única meta posible era alcanzar uno de los tres primeros puestos que aseguraran su presencia en la Primera RFEF la próxima campaña y, además, que permitieran soñar con el ascenso a Segunda en el segundo tramo de la presente temporada .


El brasileño Charles Dias, con 208 partidos y 58 goles en Primera División y 106 encuentros y 49 dianas en Segunda, era el estandarte de la decena de fichajes que realizó el club granota y que incluyó a otros futbolistas con amplia experiencia en las dos máximas categorías del fútbol nacional, como el veterano defensa central balear Xisco Campos.


Con un fútbol directo, basado en buscar a su pareja letal Charles-Rufo, el Pontevedra arrancó como un tiro, exhibiendo una pegada envidiabe y convirtiéndose, a priori, en la principal amenaza para el Depor. De hecho, tras la quinta jornada, lideraba el grupo con los mismos puntos que el equipo coruñés, pero un mejor balance de goles.


Lesiones importantes

Las lesiones de los centrocampistas Romay, unos días antes de la visita del equipo coruñés a Pasarón, y de Adrián Cruz, apenas dos semanas después, rompían la zona de creación del conjunto granate, que a partir de diciembre pegó un claro bajón en su juego. De hecho, el Pontevedra pasó de completar las siete primeras jornadas sin ninguna derrota, a perder cinco de los ocho partidos que han jugado desde entonces.


Los malos resultados llevaron al relevo en el banquillo, con la destitución de Jesús Ramos y el regreso de Luisito, que, de momento, no ha conseguido evitar que los granotas ocupen una de las cuatro plazas de descenso.


Rufo y Charles lideran el ataque pontevedrés con cuatro goles cada uno, seguidos por Álex González con dos.


En cuanto a la participación, el portero Mario Fernández, el central Eneko Zabaleta y los centrocampistas Álex González e Imanol han sido titulares en las quince jornadas.

Pontevedra, una cura de realidad similar a la del Depor