El Ayuntamiento multiplica el número de bancos para fomentar la movilidad

En un día como el de ayer, los bancos de Méndez Núñez se convirtieron en una zona de esparcimiento al sol | Patricia G. Fraga
|

El Gobierno local cuenta con una insólita arma para animar a la gente a que camine: instalar más bancos. Como explicó recientemente la propia alcaldesa, Inés Rey, son una herramienta para conseguir que los coruñeses se animen a salir al exterior. La idea es que las personas que caminan son las que pueden disfrutar de un descanso sentados al sol, sobre todo los mayores que son los que más tiempo tienen para pasear, así que la política de la Concejalía de Infraestructuras pasa por instalar bancos en cualquier espacio conveniente. En el último año, su número creció cerca de un 5% y ya ronda los 6.800.


Según cálculos municipales, durante el año pasado se instalaron 250 bancos: 130 dentro del plan de obras de la Diputación, unos 50 se instalaron aprovechando obras de reurbanización y otros 60 se debieron a solicitudes vecinales.


50.000 metros

cuadrados para peatones ganó la ciudad durante 2020, zonas donde instalar bancos se vuelve una necesidad para disfrutar del espacio


Fuentes municipales recalcan que los bancos son una de las peticiones más repetidas por los propios vecinos, junto con otras solicitudes muy típicas, como que se instalen más papeleras, que se mejoren las aceras y, por supuesto, que caiga todo el peso de la ley sobre los dueños de animales que no recogen los excrementos.


“La gente mayor demanda permanentemente muchos bancos porque para poder caminar, necesitan áreas de descansos”, comentan fuentes municipales, que reconocen que están distribuidos de forma desigual por la ciudad, con áreas menos provistas que otras, aunque no siempre es posible instalarlas, dado que necesitan un ancho de acera adecuado, Por eso es más fácil ver los bancos en las calles peatonales o las zonas ajardinadas.


250 instalaciones

de bancos se llevaron a cabo durante el año pasado. Más de 60, a petición expresa de los vecinos a las instancias municipales


En otros casos, el problema es la pendiente, como la calle Hospital, situada en Monte Alto, que lleva desde Zalaeta hasta la plaza de España. O en la calle de Alfonso VII, en A Falperra, donde nuevamente el desnivel obliga a los jubilados a hacer un descanso. De manera que los técnicos municipales se las ven y se las desean a veces para satisfacer las demandas vecinales.


De madera y con respaldo

Por supuesto, los hay de varios modelos y basta darse un paseo por el centro en días como el de ayer, en el que lucio el sol durante la mayor parte del tiempo, para observar algunos de ellos: de hormigón, de piedra y de madera. Pero los preferidos del público, a juzgar por la demandas al Ayuntamiento, son los de madera, aunque sean los que más mantenimiento necesitan. Y por supuesto, exigen que tenga un respaldo para recostarse.


En María Pita confían en superar de largo los 7.000 bancos por toda la ciudad antes de que acabe el mandato de Inés Rey, que ha dado un nuevo impulso a la política de peatonalización que ya habían seguido sus antecesores. El año pasado finalizó con 50.000 metros cuadrados devueltos a los peatones.


Las urbanizaciones y la peatonalización de las calles están impulsando la necesidad de

este mobiliario


El objetivo del Gobierno de Inés Rey en este mandato es acabar por lo menos una de las rondas peatonales que figuraban en el documento del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), la que va desde A Gaiteira hasta Agra do Orzán, y que consiste en una serie interrumpida de calles que invitan a caminar. Y por supuesto, a sentarse.


Nuevos barrios

Y, por supuesto, los nuevos barrios de la ciudad también precisan de mobiliario público. Un claro ejemplo de ello es Xuxán (antiguo Parque Ofimático) una zona en construcción que reclama cada vez más infraestructuras a medida que se va poblando de nuevos residentes.


En enero, Infraestructuras instaló diez bancos allí, en lo que la regidora definió como “una clara apuesta por la creación de espacios públicos de calidad en los que los ciudadanos sean protagonistas”. Una apuesta en la que no harán ni un alto. 

El Ayuntamiento multiplica el número de bancos para fomentar la movilidad