::::: VIERNES :::::

|

 Los mareantes de oficio y los mareantes de beneficio

DOS tipos de mareantes compartieron espacio estos días en el ayuntamiento: los de verdad –los que navegan en los pesqueros de la flota del cerco– y los de mentira –los que sin navegar tienen a la ciudad al borde del naufragio–. Los primeros protestaban por la situación en la que se encuentran y exigían un reparto justo de las cuotas; los segundos, que protestan permanentemente contra lo que no lleve el aroma de la xente do común, también desean otro reparto de cuotas –léase, número de concejales– pero el resultado de las urnas es el que es. El caso es que los mareantes de tierra con su mentalidad de que todo está a su servicio, incluso los equipos de emergencias, decidieron utilizar a los bomberos para colgar del palacio municipal una pancarta con las reivindicaciones de los cerqueiros. ¿Cómo les puede resultar tan difícil entender la diferencia entre lo público y lo privado? Tal vez el día que lo explicaron en Barrio Sésamo estuviesen viendo un documental sobre la manera perfecta para condenar a una ciudad a la parálisis.

 Feijóo adelanta por la izquierda a los paladines de las políticas sociales

AL final, va a resultar que Feijóo tenía razón cuando aseguró que él era más de Podemos que los de Podemos. Sin ir más lejos, ayer pasó por la izquierda –respetuoso él con el Código de Circulación– a PabloViva la GenteIglesias, los alcalde siameses –Xulio Ferreiro y Martiño Noriega–, la abuela Carmena, Ada Colau y demás paladines de las políticas sociales con el decreto que crea y regula el censo de viviendas vacías. Esa norma reafirma a la Xunta en la vanguardia de la lucha encaminada a garantizar el acceso de todos los ciudadanos a un techo y constituye por lo tanto, un instrumento perfecto para ayudar a quienes más lo necesitan y para acabar con los desahucios. Por cierto, ¿qué ha sido de las promesas del podemismo y sus satélites sobre las políticas sociales de vivienda? ¿Por qué nadie responde?

 Xa cho dixen before

ANA Pontón es toda una madraza; al menos con En Marea, espacio multicultural hispano-galaico. Sus diputados, que iban de listos, se han estrellado contra el reglamento del Congreso y no podrán formar grupo propio, así que estarán incluidos en el de Podemos, que será como el grupo mixto pero a lo bestia. La diputada del Beneguai, como hacen las buenas madres cuando su hijo se cae después de haberle avisado unha ducia de veces de que tenga cuidado, soltó un “xa cho dixen before” (que en versión libre se traduciría por “ya te lo dije yo”), que seguro que da ánimos a los diluidos mareantes.

 La lenguaraz Celia Villalobos

CELIA Villalobos, que ya la montó, durante su etapa como ministra de Sanidad, con sus recetas sobre el caldo en plena crisis de las vacas locas, ha vuelto a montarla en la apertura de la legislatura. Su problema de locuacidad la llevado a meterse en un frondoso jardín a cuenta de las rastas y los posibles piojos del podemita Alberto Rodríguez. A veces vale la pena tener pelos en la lengua. ¡Rupert, te necesito!

 El subsector excluido de las elecciones de la patronal

LOS empresarios gallegos están llamados a votar hoy para elegir al sucesor de José Manuel Fernández Alvariño. ¡Afortunados ellos!, ya que solo tienen que escoger entre dos candidatos, Antonio Diéter Moure y José Manuel Pérez Canal. Pero la jornada electoral llega precedida de polémica, puesto que, según el primero, afines al segundo lo increparon, lo amenazaron e incluso llegaron a ofrecerle un par de labazadas... Si a ese grupo belicoso no le gusta el resultado, siempre les quedará la posibilidad de impugnarlo, alegando que se excluyó del censo electoral al subsector de los promotores de combates de boxeo, un ámbito, por lo que se ve, con mucho peso en la economía enxebre.

 Inglaterra busca en España a las promesas de la cocina italiana

LOS ingleses, tan suyos, saben mucho de su isla, pero poco del resto de Europa; su ignorancia es menos exagerada que la de los americanos, pero la diferencia no es descomunal. De hecho, buscan en España a 300 cocineros de entre 22 y 28 años para trabajar en una cadena de comida italiana... La situación recuerda a aquel pasaje de una obra de Cela en la que alguien pregunta: “¿Por qué te llaman la argentina?”; y la interpelada responde: “Porque soy uruguaya”. Eche o que hai.

 Sestayo, entre desautorizada y desmentida

ESTO del PSdeG parece, más que albergar a distintas “familias”, concentrar a mayores lo peor de cada una mientras continúa, lejos de la distensión, ampliando distancias internas. A la vicealcaldesa ferrolana, Beatriz Sestayo, las desautorizaciones desde las filas de su propio partido ya no deben extrañarle, sobre todo teniendo en cuenta las diferencias entre lo que ella cuenta (o ve, o cree entender) y lo que otros narran y aseveran que es lo cierto. A la ruidosa y antagonista corte del gobierno ferrolano, se suma ahora la de la agrupación socialista comarcal, que acrecienta la brecha que en su día ya generaron los resultados electorales, con la dimisión de varios de los integrantes de la ejecutiva ferrolana. Vamos, que en el área de influencia de Ferrol el PSOE tampoco acouga.

 La segunda despedida a la francesa de Fabricio

FABRICIO llegó al Deportivo siendo casi un niño y aunque todavía conserva el acento canario se maneja bastante bien en koruño (“si sales a no perder, te vas a llevar una tunda que flipas”). Decidió marcharse cuando no era más que un proyecto de portero y estuvo a punto de quedarse en eso. Si se salvó de ello fue gracias a la segunda oportunidad que le dio Lendoiro; volvió a casa y acabó siendo guardameta de verdad. Ahora, convaleciente de una grave lesión de rodilla, ha vuelto a decidir que se va; que cambia Turkia por Turquía –al menos ya chapurrea el idioma–. Como cualquier profesional está en su perfecto derecho de irse a donde le ofrezcan un buen contrato. El problema es que parece muy difícil que, si la aventura sale mal, reciba una tercera propuesta para vestirse blanquiazul.

::::: VIERNES :::::