De Arteixo a Bruselas

|

MANUEL Murguía y Arsenio Iglesias eran hasta ahora los personajes cumbre de la historia de Arteixo. Sobre todo el marido de Rosalía, quien con aquella chistera con la que se cubría la cabeza parecía que llegaba más alto. A ellos hay que sumar ahora al popular Carlos Calvelo, a quien los ciudadanos del municipio elevaron de alcalde absoluto a alcalde absolutísimo –por algo sería, ¿no?– dándole trece de los 21 concejales de la corporación –antes tenía once–, y que pilota el concello con firmeza. Lo ha conducido hacia el Arteixit, su salida del Consorcio As Mariñas, a través del ya denominado “procesiño”, que se ha desarrollado sin incidentes de importancia y que ayer vivió una de las fechas clave con la aprobación de las cuestiones económicas. No sería extraño que un día de estos llamasen de Bruselas a Calvelo para que se haga cargo de las negociaciones con los británicos y de una vez se cierre un acuerdo sobre el brexit. A ver si aún va a acabar de presidente de la Unión Europea...

De Arteixo a Bruselas