LA NUEVA FÁBRICA DE ARMAS

|

La larga espera para conocer el futuro de la Fábrica de Armas llega, al fin, a su conclusión. Hércules de Armamento será la empresa que asuma la gestión de la factoría, tomando el relevo de General Dynamics, cuya renuncia parecía haber abocado a la planta al cierre y a los trabajadores al paro. Sin embargo, fue precisamente el empeño de gran parte de la plantilla por salvar su empleo lo que evitó que no se cumpliesen esos negros augurios. La lucha de los operarios da ahora sus frutos con la decisión de adjudicar a Hércules de Armamento la dirección de una de las industrias más emblemáticas de A Coruña y que en el futuro combinará producción para los mercados militar y civil, con lo que su supervivencia será más fácil. Agilizar los trámites para que se reanude la actividad es, por lo tanto, el objetivo en el que deben centrarse a partir de ahora las partes implicadas.

LA NUEVA FÁBRICA DE ARMAS