LA EUROPA SOCIAL

|

Sin duda algo está pasando en nuestra sociedad occidental, además de la crisis económica, ante los cada vez más habituales casos de suicidios de personas que se encuentran desamparadas, sin recursos económicos ni apoyo moral por parte de sus familias ni de las administraciones públicas.

Uno de estos últimos sucesos luctuosos aconteció en Grecia, donde una persona mayor se quito la vida para no tener que “mendigar” comida en los contenedores de basura. La mayor parte de la población ya parece tomarlo como algo habitual y la situación se hace insostenible de ahí que las autoridades europeas competentes tienen que tomar cartas en el asunto y no solo pensar en el déficit, la prima de riesgo o inyectar dinero constantemente a las bancos sino también en las personas y la calidad de vida de estas a través de garantizarles unos servicios sociales básicos y universales para todos los ciudadanos.

¿Dónde está la Europa social, de las libertades y los Derechos Humanos?. Que no se quede todo en papel mojado, no solo depende de nuestros gobernantes, sino también de todos los ciudadanos que tenemos el derecho y la obligación de exigir un mínimo de dignidad para todos los que carecen de los servicios esenciales para poder subsistir. Mientras tanto, paradójicamente, la riqueza está en manos de unos pocos privilegiados que luchan para que todo siga igual. Basta ya de que los ciudadanos tengamos que mendigar lo que por derecho natural nos corresponde.

LA EUROPA SOCIAL