LA ALARMA SOCIAL POR LOS ROBOS

|

La confesión hecha por parte del delegado del Gobierno de que la Policía no encuentra un motivo que explique la oleada de asaltos a pisos no ha servido precisamente para devolver la tranquilidad a los muy preocupados coruñeses. Al revés, la alarma social es aún mayor, pues uno de los anhelos de los ciudadanos es que tanto su integridad física como la de sus propiedades estén aseguradas. Además, no se puede olvidar que un robo en la vivienda propia es muy traumático para las víctimas, ya que se supone que el domicilio es un lugar inviolable, donde se está a salvo de cualquier amenaza. Por lo tanto, no solo es imprescindible dar con la causa de la escalada delictiva, sino también poner a los autores a disposición de la justicia.

LA ALARMA SOCIAL POR LOS ROBOS