La festa da centola fue feminista

|

O Grove anda de troula; celebra las XV Xornadas Gastronómicas da Centola, que non do centolo. Y la fiesta fue la antítesis del heteropatriarcado marisqueiro. El programa incluye todos los años una subasta de producto vivo, en la que se recaudaron 225 euros con solo dos ejemplares. El dinero ya se entregó a Cáritas. Y menuda paliza le dieron las femias a los machos. Por la centolla, de 2.100 gramos, se pagaron 120 euros, mientras que el hombrecito, que estaba gordocho –pesó 4.150 gramos– se vendió por 105 euros. Qué gran argumento para una película de Leticia Dolera.

La festa da centola fue feminista