No nos engañe, jefe

|

En su intervención ante la nación Rajoy, otra vez, mezcló ganga con plata y nos dio la del moro, que el oro se lo llevó crudo Bárcenas y el sobrante, se regó entre la banca. ¿Recuerdan su intervención en el Congreso?

Somos los campeones de Europa, dijo. Hemos recuperado la confianza de nuestros amigos alemanes, franceses, letones y austriacos, añadió, que han visto que España es un país serio, que cumple sus deberes.

Nos toma el pelo, jefe. Los eurodiputados que visitaron recientemente Galicia, para vigilar cómo gastábamos el dinero que nos envía el Parlamento europeo, han dicho que la “ría de O Burgo es un escándalo, una mierda”. Que la ría de Vigo, que motivó duras denuncias ciudadanas en 1999, “está en camino de mejorar” y que, en general, “las aguas de la costa gallega es una inmundicia y las administraciones no hicieron nada para atajar el mal”. Ni que decir tiene que los comisionados han decidido poner en el informe final un sonoro suspenso.

¿Quiere más, jefe?

Stefanía C. Müller, economista y corresponsal en España para una serie de publicaciones alemanas, ve así el panorama: “España no debería recibir más dinero sin que cambie a fondo todo el sistema político y económico, hoy en manos de una oligarquía política aliada con la oligarquía económica y financiera sin que aumente la participación ciudadana real en las decisiones políticas”. Y sigue “la enfermedad de España es un modelo fuente de todo nepotismo y de toda corrupción. No existe separación de poderes, ni independencia del Poder Judicial ni los diputados representan a los ciudadanos”.

¿Más, jefe?

Acaba demoledora crónica: “Los casos de corrupción resultan tan escandalosos, incluso en el propio Gobierno, que solo puede llegarse a una conclusión: el dinero de Europa, las ayudas de los fondos europeos no pueden ser manejados por personas tan increíblemente venales”.

Y eso, allá lejos. Aquí la deuda pública creció en 145.00 millones de euros, cifra que multiplica por dos la deuda del año anterior, que usted pague con nuestro dinero, cada vez menos, que se retira de la sanidad, dependencia, educación, etc….

Así que exportamos mucho ¿eh? Eso es fruto del recorte en los salarios producto de la reforma laboral que nos convierte en los chinos del todo a cien en versión europea.

Así estamos, jefe. No se engañe.

No nos engañe.

No nos engañe, jefe