PARO JUVENIL

|

España es el país de la UE con más jóvenes en paro, se ha cebado con ellos hasta triplicar su tasa de desempleo. Uno de cada dos jóvenes españoles no tiene empleo. Lo peor de todo, según los expertos, es que el problema más importante no es el nivel de desempleo juvenil hoy sino sus repercusiones futuras.

Entre todos estamos creando la “generación perdida” al no ofertarles posibilidad alguna de acceder, a la mayoría de los jóvenes, al mercado de trabajo por entrar en un círculo vicioso de “no trabaja porque no tiene experiencia y nunca adquiere experiencia porque no trabaja”. Las diferentes empresas públicas y privadas no les ofrecen el cuidado necesario para promover su formación y crecimiento intelectual, menospreciando su falta de experiencia, asimilando ésta únicamente con la antigüedad laboral y no a su capacidad personal y profesional.

La realidad estadística pone sobre la mesa que el desempleo de los jóvenes, menores de 35 años, alcanza más del 43% del total de parados, la mayor tasa de Europa y más del doble de la Unión Europea. Varios organismos internacionales reconocen que España está aun peor que los países de la Europa del este y que el gobierno pese a invertir millones de euros para frenar la lacra del desempleo, hasta el momento no dieron los frutos deseados. Lo más paradójico de todo es que no podemos olvidar de que tenemos la juventud más preparada, de las últimas décadas, y con menos posibilidades de empleo.

 

PARO JUVENIL