REPSOL Y EL PUERTO EXTERIOR

|

Las negociaciones para el traslado de Repsol al Puerto Exterior, al, fin, han concluido. El proceso ha sido largo, mucho más largo de lo previsto, pero habrá que dar por bueno el “tiempo perdido”, puesto que el desenlace es el deseado por todos. No cabía otra solución, ya que la empresa petrolera no podía quedarse en Oza como si fuera una isla; lo sabían los dirigentes de la Autoridad Portuaria y lo sabían también los responsables de la propia compañía, que estaban en su perfecto derecho de endurecer la negociación para tratar de sacar las contraprestaciones que considerasen oportunas. Ahora, sellado el acuerdo, conviene empezar a hacerlo efectivo cuanto antes, porque Repsol saldrá beneficiada con la mudanza, pero también el propio Puerto Exterior, lo que significa que ese beneficio se extenderá a toda la ciudad.

REPSOL Y EL PUERTO EXTERIOR