DÉFICIT DE EVACUATORIOS

|

Hacen obras en el parque infantil de plaza de Pontevedra. Mejor sustituyen los aparatos por otros más novedosos y grandes. Como es lógico la empresa que ejecuta las obras y para sus trabajadores ha instalado un retrete móvil con que atiende sus necesidades fisiológicas. Igualito que sucede en las bañeras municipales de Riazor y Orzán donde para orinar o defecar únicamente dispones de servicios al pie del Playa Club y del colegio Salesiano, respectivamente. 
Son hechos difíciles de comprobar. Dos arenales que poseen todos los galardones y banderas del mundo perfeccionista y como los peces mueren por la boca bañista al no poder paliar ninguna necesidad. Situación cíclica que se repite desde la noche de los tiempos, casa de baño de Salud y Dorrego junto a las catalinas que nos visitaban en septiembre, y repitieron mil corporaciones. A la sazón con frívola seguridad constatamos que los nuevos mareantes de María Pita-presurosos en prohibir tradiciones, rompedores de libertades coruñesas y olvidar nuestra idiosincrasia- insisten en los mismos males o juegan con simplistas aseveraciones. No existen  servicios públicos entre esta herradura playera. Tan sólo que confundan “defecar”-expeler excrementos y orina-con “defecación”, abandono de la causa antisistema porque ahora que han accedido a la casta casposa se encuentran requetebién. 
Al final salta la opinión proteica. Nuestros ediles han llegado a la conclusión-dada la zona residencial de estas playas-que a ellas acude la burguesía y su dulce encanto, discreción que corre paralela con su nobleza de sangre. Así no necesitan evacuar de vientre o vaciar el riñón. 
Se limitan a soltar simples “purús” risueños y tampoco mean como las pobres criaturas del arroyo. Además de El Cancionero de Baena informan al detalle tipos escogidos. Me quedo con Alejo de Montado y su parodia de “El diablo mudo”: “Y al leer un misal de tal salero/ te cagarás de gusto, compañero”.  

DÉFICIT DE EVACUATORIOS