El disfraz mareante del próximo Carnaval

|

LOS peperos, doctorados en cuestiones carcelarias –afortunadamente los de A Coruña son unos absolutos ignorantes en la materia–, compiten desde hace una temporada con los secesionistas catalanes por el liderazgo en el número de representantes entre la población reclusa. Los de por aquí prefieren ver los toros desde la barrera –Galicia, Mellor sen Touradas–, pero coquetean con los problemas de las prisiones, mejor dicho de la prisión, en singular, la antigua prisión provincial, pues afecta a todos los coruñeses. Se han ido al juzgado y allí han presentado un recurso contra la adjudicación a Proxecto Cárcere de la gestión da cadea. Alegan que fue un concurso hecho a medida para unos amigos de la Marea, nasía pa’ganá, ya que varios miembros del actual Gobierno local llegaron a pertenecer a esa entidad. Aunque la justicia falle a favor de los populares, nadie va a acabar entre rejas, pero algunos mareantes igual tendrían que encargar para el próximo Carnaval  un traje de rayas –o naranja si se quieren solidarizar con los inquilinos de Guantánamo– para tomarse un poco a broma lo sucedido este años en la ciudad. Aunque tal vez les vaya más un disfraz fachoso, tipo choqueiro. FOTO: xulio ferreiro, casi, casi disfrazado | aec

El disfraz mareante del próximo Carnaval