ACOTACIONES

|

La felicidad es un estado de ánimo. Conviene por ello aprovecharlos cuando pasan a nuestro lado. Como estar bolígrafo en mano para hacer acotaciones personales. La Coruña muestra plenitud de acontecimientos culturales. Tal el sobrecogedor concierto de la Sinfónica de Galicia, coro y niños cantores, dirigidos por Ton Koopman, “La pasión según San Mateo” de Johann Sebastián Bach: el Día de la Ciencia, celebrado colectivamente por profesores y alumnos en Santa Margarita, o la primera jornada desarrollada en los Jesuitas, XX encuentro de música coral Fonseca, organizado por Joaquín María García de Dios. Confieso que soy un osado al analizar hechos tan dispares, pero me sirven para intentar superar humildemente mi ignorancia enciclopédica.
Así el eterno problema de libertad, justicia e igualdad. O del conocimiento. Porque los artilugios de que disponemos-móviles, videojuegos y demás chucherías al uso-distraen nuestra atención para que otros piensen y decidan por nosotros. Hay que defender sin vacilaciones tanto el quehacer y avance científico como el aliento espiritual que loa inspira. Quienes no ejercen su cultura están condenados a aprenderla. Jornada de apertura coral. Buena entrada. El Coro Saúde, dirigido por un elástico Juan Brage, ofreció motivos religiosos renacentistas y Aves Marías modernas. Siguió la Agrupación En-cantados, al piano Vera Paulova, creadora artística Diana Somkhieva. Dios de óperas y caleseras. Varias voces solistas: tenores, barítonos y sopranos. Cumplieron el programa anunciado salvo un trío de Mozart. Cerró el desfile el Coro de Cámara de la Escuela Municipal de Música con el de románticos de Doña Francisquita –¿dónde va la alegría?– y otras piezas de repertorio tradicional, apoyados por Alexis Díez González, solistas y la batuta arabesca de Pablo Carballido del Camino. Ante los redoblados aplausos interpretaron a mayores la mazurca de a la sombra de una sombrilla (Luisa Fernanda).

ACOTACIONES