Una doctrina muy peligrosa

|

¡QUIÉN lo iba a decir!, Novacaixagalicia de vida, por suerte, tan efímera, pero, por desgracia, tan truculenta, creó escuela. Escuela postmortem, pero escuela, al fin y al cabo. Hasta 33 condenados por las tarjetas black de Caja Madrid podrían acabar en la cárcel, si el Tribunal Supremo les aplica la doctrina NCG, la que metió entre rejas a Gayoso y a sus compañeros de cúpula por no haber devuelto el dineral que cobraron como indemnización pese a la ruina a la que habían conducido a la entidad.

Una doctrina muy peligrosa