Los rusos no aparecieron por María Pita

|

TAL vez los desanimó el temporal, quizá fue culpa de la escasez de vuelos que ha impuesto Alberto Lema en Alvedro, ¡vaya, usted, a saber!, pero el caso es que los rusos que el viernes por la noche se habían disfrazado de hoolingans de la Marea, nasía pa’ganá, no aparecieron por María Pita. Sus tuits escritos en cirílico del pelaje de: “Los sexólogos proporcionaron asesoría en la víspera de Año Nuevo #ConfiamosNaMarea” o “#ConfiamosNaMarea En Moscú se detuvo a una mujer que ordenó el asesinato de su madre” habían levantado unas expectativas enormes, pero al final nada de nada; en la tribuna de invitados no se vio ni una sola pancarta en ruso, ni tampoco sonó ninguna balalaica –por no sonar, ni sonaron la gaita y la zanfoña de Luís Villares. A ver si es que los mareantes habían recurrido a crear bots en Twitter, unas cuentas falsas para intentar que un mensaje sea trendin topic, y los rusos no existían; si uno ya no se puede fiar de la xente do común ni en la realidad virtual muy mal tienen que estar las cosas.

Los rusos no aparecieron por María Pita