Guerra aún está para jugar pachangas

|


LOS años pasan, Alfonso Guerra ya no juega todos los domingos, pero aún se apunta a algún partido de veteranos. Y conserva la lengua punzante de su violenta juventud, con la que mató a Montesquieu y con la que advirtió de que el que se moviese no salía en la foto. Ahora acaba de recomendar al Gobierno que suspenda la autonomía de Cataluña... A ver si va a acabar afiliándose a Ciudadanos y después da el salto al PP. Si Felipe se ha metido a empresario, por qué no.

Guerra aún está para jugar pachangas