PENAMOA PERSISTE

|

Si se atiende a la denuncia de los vecinos de O Ventorrillo, el desmantelamiento de Penamoa no es real. Lejos de ello, los habitantes de la zona denuncian que los clanes de la droga han buscado el modo de continuar en la inmediaciones del poblado para satisfacer la demanda de sus clientes. Evidentemente, en unos días no quedarán chabolas, pero también es cierto que no son necesarias para el narcotráfico, basta con una tienda de campaña para que su floreciente negocio no se resienta. Además, también disponen de viviendas en ruinas o inmensas tuberías de canalización. Desde luego, políticos y responsables de seguridad harían bien en oír a los vecinos, porque, al final, son ellos los que están más cerca de la realidad.

 

PENAMOA PERSISTE