La difícil convivencia de ciclistas y vehículos

|

Sucesos como el que acaba de suceder en Pontevendra, donde un camionero atacó con un martillo a dos ciclistas, ponen en evidencia el problema de convivencia que existe en las carreteras entre los conductores de vehículos y los de bicicletas. Afortunadamente, el agredido llevaba casco y el daño que sufrió fue menor, sin embargo, demuestra que es preciso un proceso de reeducación de todos los que salen a la carretera. La presencia de ciclistas en las vías es cada día más habitual y hasta que los conductores sean conscientes de la necesidad de protegerlos, ya que son la parte débil, se seguirán produciendo accidentes y, lo que es peor, muertes. La labor es difícil y, además, implica a todos y cada uno de los ciudadanos.

La difícil convivencia de ciclistas y vehículos