La incoherencia y la contradicción como hoja de ruta

|

DENTRO de la incongruencia en la que viven instalados de por sí, los mareantes han dado un nuevo paso hacia el absurdo a cuenta de la devolución de los terrenos que ocupa La Solana. El Ayuntamiento, pese a estar dispuesto a pagar un millón y medio por el solar, apoya a esa Plataforma en Defensa do Común que exige el retorno gratuito del suelo al erario municipal. Pero por si esto no fuera ya de por sí una contradicción, ahora se sabe que mientras los comuneros aspiran a que las instalaciones sean públicas, incluso hablan de recuperar la vieja playa de O Parrote, desaparecida bajo el Paseo Marítimo y el túnel de La Marina, el Gobierno municipal lo que pretende es que todo siga igual, se supone que para crear una especie de sucursal de esa Casa del Agua que, pese a ser de titularidad municipal ofrece las tarifas más elevadas de cuantas piscinas públicas operan en A Coruña. A lo peor, la Marea aspira a gestionar la primera playa privada de Galicia. Ya se verá.

La incoherencia y la contradicción como hoja de ruta