Un hombre violento por naturaleza

|


DANIEL Fernández Aceña no suena a nombre de yihadista, pero, al parecer, lo es. Suena más a nombre de terrorista de los GAL, y lo fue. Incluso cumplió condena por un asesinato. O sea, el tal Fernández Aceña toca todos los palos de la violencia, pero nunca los acertados, si es que se puede considerar que algún palo de la violencia es acertado, que esa es otra.

Un hombre violento por naturaleza