El otro timo de la estampita

|

El Gobierno metió la pata hasta el fondo. Cuando uno se va a comprar a China lo que tiene que hacer es o recurrir a una empresa como Amazon, de esas que si te equivocas o te mandan una piedra en vez del Iphone, te devuelve el dinero, o pagar con Paypal, que también te permite recuperar tu dinero si te estafan desde el lejano oriente. Hasta es posible que haya otros sistemas similares que cualquier comprador conocerá. Pero no. Pedro Sánchez y los suyos se fiaron de un intermediario español (del que curiosamente se niegan a dar el nombre, ¿por qué será?) y ahora se están volviendo locos para recuperar lo que pagaron por esos 640.000 test defectuosos que no servían ni para detectar si era de día o de noche. Luego llegaron otros que tampoco valían para lo que anunciaban y ahora luchan y pugnan para que el pastizal pagado vuelva a las arcas del Estado, que no están a estas alturas como para andar regalando nada.

El otro timo de la estampita