¿Nuevos tiempos de entendimiento?

|

aquello de que dos no discuten si uno no quiere parece que se hace bueno en el caso del Ayuntamiento coruñés y la Xunta. Bastó una reunión entre Feijóo y Ferreiro para que el alcalde haya caído seducido por los encantos del presidente galaico y hasta considere que el encuentro ha sido positivo. Y eso que a la vuelta de la esquina están las elecciones municipales y ya se sabe la manía de los mareantes herculinos de buscar en San Caetano la excusa para su permanente inacción. Habrá que ver cuánto le dura el enamoramiento al regidor y se vuelve a la senda de los enfrentamientos.

¿Nuevos tiempos de entendimiento?