El PSOE traiciona a Podemos

|

no tiene que estar muy contento Pablo Iglesias con la actuación del PSOE. Es cierto que los podemitas por fin tienen su comisión de investigación de las obras del AVE a La Meca (seguro que más de un diputado se apuntará a una excursión para reconocer in situ dichos trabajos). Pero la verdad es que el precio que han pagado es demasiado alto. En la misma tanda, y con el apoyo del PSOE, se ha aceptado también la creación de una comisión para analizar la supuesta caja B de la formación morada. Dicen que todo esto, a Iglesias, le huele a cuerno quemado, sobre todo desde que los socialistas se muestran tan dispuestos a pactar las cuentas con Ciudadanos. También es verdad que el coletudo (y también anillado) líder sabe que sus escaños son fundamentales para que Sánchez siga en el Gobierno y, por eso, al final, espera que la sangre no llegue al río. A no ser que haya otras opciones aritméticas.

El PSOE traiciona a Podemos