Los gatos del concello

|

EL concello ferrolano ha tardado un año en contar gatos. Resulta que ha destinado esfuerzos municipales para realizar un balance de los callejeros en la ciudad, pero sin decir qué se va hacer con ellos. Los mininos del rural esos ya ni se cuentan, porque ya son más que ferales. Se desconoce si la ordenanza de bienestar animal va a proponer medidas para que las 40 colonias gatunas censadas no se conviertan en cientos o miles. La oposición enseñó las uñas en otro de los interminables plenos, pero apenas arañó al gobierno en un asunto de tanta trascendencia para el mundo de los maullidos. La cidadanía espera que el gobierno realice un exhaustivo censo de gaviotas, gorriones y otros integrantes de la fauna urbana.

 

Los gatos del concello