Por qué será que los abucheos solo tienen un par de destinatarios

|

Si Tino aún se sentase en el sillón presidencial del Deportivo, Anquela ya estaría en la calle. Es posible que incluso su sustituto también hubiese sido despedido. Pero Tino ya no está de cuerpo presente en ese sillón, así que Anquela continúa en el club, como continúan también Carmelo del Pozo y Paco Zas. El deportivismo está desesperado. El club tiene el sexto presupuesto de Segunda División, pero los arquitectos de la plantilla han construido un grupo como si ocupase el vigésimo segundo puesto –vaya, ¡qué casualidad!, en la categoría hay justo veintidós equipos–. El enfado quedó claro en el partido contra el Mirandés, durante el que se escucharon gritos contra el director deportivo y el presidente. Estando como está el equipo, que nadie se acordase del entrenador es significativo, ¿no?

Por qué será que los abucheos solo tienen un par de destinatarios