UNA NUEVA RESERVA DE LA BIÓSFERA

|

La Unesco ha dado una nueva alegría a la comarca coruñesa al incluir entre sus reservas de la biosfera a las Mariñas coruñesas y Terras do Mandeo. Se trata de una zona que cubre alrededor de 116.000 hectáreas y que alberga a una población de casi 200.000 habitantes. Los terrenos en cuestión engloban las cuencas de los ríos Mero y Mandeo, que crean un peculiar ecosistema que va de la costa a la motaña y que da cobijo a una gran diversidad biológica. El área comprende los municipios de Abegondo, Aranga, Arteixo, Bergondo, Betanzos, Cambre, Carral, Cesuras, Coirós, Culleredo, Curtis, Irixoa, Miño, Oleiros, Oza dos Ríos, Paderne, Sada y Sobrado dos Monxes y, sin lugar a dudas, servirá para potenciar turísticamente la comarca. Sin embargo, además de la alegría por la decisión de la Unesco es preciso comenzar a trabajar para preservar la zona y evitar su deterioro, garantizando el mantenimiento de la designación.

UNA NUEVA RESERVA DE LA BIÓSFERA