Hacienda y la Fiscalía impiden la paz de Cataluña

|

LOS inspectores de Hacienda pusieron los ojos en Shakira; no por su movimiento de caderas, que los habrá que sí; ni porque les guste su música, que los habrá que también, sino porque consideraron que cometió fraude fiscal en 2011, 2012, 2013 y 2014. Ella alegó que por entonces pasaba la mayor parte del año en Bahamas y, por lo tanto, es allí donde estaba obligada a tributar. Sin embargo, ese argumento tuvo poco recorrido, pues los inspectores le contestaron mostrándole las facturas de una peluquería de Barcelona en la que era tan asidua como el distribuidor de champú. Le han pasado los papeles al fiscal y este la ha acusado de un fraude de 14,5 millones  ¡Qué pena no ser calva! Y qué pena para Pedro “La sonrisa” Sánchez; así no hay quien arregle los problemas con Cataluña. 

Hacienda y la Fiscalía impiden la paz de Cataluña