Un precio demasiado elevado

|

al final, la pugna legal por el pazo de Meirás le puede salir muy cara a los francos. Ya hay quien ha calculado que es más que probable que tengan que hacer frente a unas costas judiciales de al menos 50.000 euros. Y si a esto le sumamos el coste de las más que previsibles batallas legales que se plantearán por otros bienes de la familia del dictador, como la Casa Cornide de A Coruña o las estatuas atribuidas al Mestre Mateo que tendrían que estar en la catedral de Santiago, la minuta de abogados y el resto de tarifas judiciales puede adquirir unas dimensiones épicas. Es cierto que todavía quedan muchos meses de batalla y recursos, pero la sentencia dictada por la jueza de A Coruña es tan contundente que resulta complicado imaginar que los Franco puedan obtener un resultado diferente en cualquiera de las instancias que todavía les quedan por recorrer en su peregrinaje judicial.

Un precio demasiado elevado