CAMBIOS EN LA GRUA

|

El Ayuntamiento no parece dispuesto a consentir por más tiempo las condiciones que heredó en el servicio de la ORA. Una concesión deficitaria, que cada año le cuesta una cantidad ingente de euros al erario coruñés. Por ello, el alcalde en persona ha anunciado que se cambiará el contrato para adecuarlo a las necesidades de la ciudad. Es de suponer que este ajuste servirá para mejorar un servicio que, en opinión de los ciudadanos, deja bastante que desear y que ni tan siquiera es capaz de cubrir sus propios gastos.

CAMBIOS EN LA GRUA