Otra de yonquis en el pelotón ciclista

|

BRUYNEEL era un ciclista que corría en los tiempos de Indurain. Después siguió su carrera como director deportivo y tuvo a sus órdenes al politoxicómano Armstrong. El belga lo animaba a viva voz desde el coche y lo abastecía también de sustancias que le permitían pedalear más rápido. Años más tarde fue el jefe de Contador. Acaba de ser suspendido a perpetuidad, lo mismo que el médico español Pedro Celaya por diseñar entre ambos una “elaborada trama de dopaje”. Que se prepare el carnicero que le hizo llegar a Contador un bistec que parecía cortado de un vaca que hubiese pastado en Pena Moa.

Otra de yonquis en el pelotón ciclista