La fuerza de A Coruña

|


HASTA ahora –¡bendita inocencia!– se pensaba que A Coruña solo tenía capacidad para crear tendencia en la moda. Exponer una camiseta en un escaparate de Zara suponía asegurarle la fama segura, pero, ¡qué va!, la ciudad tiene más potencialidades. Volaron las cubiertas de Riazor y a los dos días lo hicieron las de Balaídos, pero es que ahora también se ha derrumbado parte del techo de los juzgados de la madrileña plaza de Castilla... Se trata de una moda peligrosa, pero coruñesa cien por cien. Y Rosa Gallego, la María Pita de Hierro, pidiendo la dimisión del alcalde aún habrá que levantarle un monumento con la apariencia de Eolo.

La fuerza de A Coruña