La exitosa peregrinación de Xulio Ferreiro a Santiago

|

DE María Pita a la iglesia de Santo Domingo hay unha carreiriña dun can, pero Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, no hace ese recorrido ni para darle las gracias a la Virgen del Rosario por que aún siga de alcalde. Incluso hay quien asegura que si le diese un aire y decidiese acercarse hasta los dominicos, el GPS de su móvil daría un error y lo conduciría al parque de Bens. Sin embargo, no tuvo problema para ir a Santiago –tierra de su alter ego, Martiño “2.0” Noriega– y postrarse de rodillas ante el deán de la catedral rogándole que hacer el Camino desde A Coruña tuviese como recompensa la compostela. La puesta en escena fue perfecta. Ferreiro fue vestido de Ferreiro y, claro, el sacerdote pensó que lucía el uniforme de peregrino –¡que entrega a los intereses de la ciudad!–, ¿así, cómo iba a rechazar la petición? De hecho, no se negó, ni él ni el cabildo, y hubo premio... A ver si el alcalde va a acabar tomando los hábitos.

 

La exitosa peregrinación de Xulio Ferreiro a Santiago