UN DERBI TRANQUILO

|

Deportivo y Celta juegan esta mañana un nuevo clásico pero que, por la posición que ambos ocupan en la tabla, huele a primera. Son el primero y el segundo en la división de plata, lo que da una idea del potencial de ambos conjuntos. Incluso, después de muchos años, en Balaídos se ha vuelto a colgar el cartel de no hay billete, lo que demuestra la ilusión que este enfrentamiento ha despertado en los seguidores de ambas aficiones. Por ello, no puede haber ni un resquicio a la violencia. Sería bueno que los hinchas de ambos conjuntos demuestren que el apoyo a unos colores no los convierte en unos descerebrados.

 

UN DERBI TRANQUILO