La firma del carpintero bien vale un chinchetazo

|

EL runrun anda por A Coruña y si fuese verdad sería terrible. Si se aplicase la máxima de José María García, la nana que durmió a millones de españoles durante un montón de años, de que el rumor es la antesala de la noticia, habría que darle, pero cuesta tanto... Se comenta que el chinchetazo tiene su origen en la necesidad de darle un contrato a un carpintero que firmó el famoso manifiesto de la Marea, nasía pa’ganá, que aseguraba chollo con solo estampar la firma. No había manera de colocar al ebanista, que, en cambio, ahora no va a dar abasto pues los bares tendrán que renovar todo el mobiliario de las terrazas... Pero lo diga José María García, Paco González o un resucitado Enrique Mariñas no puede ser verdad. En cambio, lo que sí es verdad es lo que hizo la concejala de las porras, Rocío Fraga, que para demostrar que las terrazas estaban bien delimitadas no mandó a Troncoso el camión que los bomberos usan por la Ciudad Vieja, sino uno mucho más grande... y aun así se columpió. ¡Ayyyyy!, Al final, al carpintero habrá que darle un puesto de artesano de la madera en la feria medieval. FOTO: unos operarios, en pleno chinchetazo en troncoso | aec

La firma del carpintero bien vale un chinchetazo